BABY DRIVER , by Edgar Wright


 Leer en español      Read in English



Edgar Wright es, en mi opinión y sin ningún tipo de duda, uno de los geeks más entrañables del cine de actualidad. No hace falta leer su biografía para darse cuenta de lo mucho que disfruta llevando sus historias a la gran pantalla. Es como un Daniel Sánchez Arévalo británico.
Y es que cada película y cada escena llevan detrás una labor y un detalle tan rigurosos que, como espectador, no te queda otra que disfrutar tanto como lo hace él.


Wright es sobre todo conocido por tres películas, bautizadas “Trilogía del Cornetto” (parece ser que el helado siempre se las apaña para salir en alguna que otra escenilla y tener una cierta relevancia en el guión). Estoy hablando de Zombies party”, “Arma fatal” y “Bienvenidos al fin del mundo”. 


Las cintas no tienen nada que ver las unas con las otras, y sin embargo, tienen todo que ver. Las historias y los personajes que las narran y protagonizan no guardan relación. No obstante, mantienen estilo cinematográfico (giros de guión sorprendentes, temática apocalíptica, importancia de la música y el montaje...), elenco (sus eternos Nick Frost y Simon Pegg) e incluso alguna que otra escena (me viene a la mente el hilarante pero variado “salto de la valla”. Los que hayan visto los largometrajes sabrán de los que hablo). Llamémoslo guiños al espectador. Deliciosos guiños al espectador. 




El estilo cinematográfico de Edgar Wright está muy bien definido. Se trata de un cine extremadamente visual, en el que la banda sonora tiene una presencia tan absoluta que parece un personaje más. Gran cantidad de escenas (que suelen coincidir con los momentos más importantes del guión) casan las acciones de los actores con el ritmo de la canción que los acompaña, consiguiendo un "cool" que sólo Wright sabe lograr. Mientras otros realizadores se contentan con hacer llegar cierta información al espectador, Wright estudia las tomas, preguntándose de modo incesante ¿cómo puedo contar una historia empleando todas las posibilidades del séptimo arte? ¿cómo hacer llegar la información de un modo visual, de un modo menos fácil y más intuitivo? De esta forma, sus escenas narran con una edición compleja y comunican con imágenes, más que con diálogos.
Este video lo explica con mucha claridad:


video



He sido fan del trabajo de este director desde hace bastante tiempo, y es precisamente por que sus obras combinan historias mainstream con giros de guión y montajes super originales. Son frescas y un gozo para los sentidos. 
"Baby Driver", su "salto al otro lado del charco", no es ninguna excepción. El largometraje es una sincera carta de amor al cine de los años 70 y un homenaje absoluto a sus pistas musicales preferidas. 
El protagonista del film es "Baby", un joven conductor de atracadores de banco que debe escuchar música de modo constante para combatir un defecto auditivo. El espectador vive la historia a través de los ojos, o mejor dicho, los oídos del muchacho. 


La acción del film va al ritmo de una de las bandas sonoras más cool que he oído, quizás comparable a la OST de "Guardianes de la galaxia" o incluso "Pulp Fiction". 





"Baby Driver" parece convencional, y sin embargo rebosa originalidad por el modo en el que está contada.



El elenco está también, muy bien escogido. Kevin Spacey como malo de una banda nunca falla, Jon Hamm está perfecto en su papel de "Buddy" y Ansel Elgort, con una interpretación y un estilazo únicos, se presenta como una verdadera revelación interpretativa. 

En resumen, si te gusta el cine de Edgar Wright en su máxima expresión, o si simplemente disfrutas de la buena música y los largometrajes que combinan acción y comicidad, "Baby Driver" es tu peli. 

Comentarios